Sal de la tierra y luz del mundo – san Juan Crisóstomo0

Administró la sangre sagrada de Cristo – San Agustín0

Santa María Magdalena – “Ardía en deseos de Cristo, a quien pensaba que se lo habían llevado” – san Gregorio Magno0

El agua no purifica sin la acción del Espíritu Santo – san Ambrosio0

Todo les sucedía come un ejemplo – san Ambrosio0

Dichosos nosotros si hubiéramos cumplido los mandamientos de Dios en la concordia de la caridad – san Clemente primero0

Estos Mártires, en su predicación, daban testimonio de lo que habían visto – san Agustín0

En ti está la fuente de la vida – san Bonaventura0

Cristo, sacerdote y víctima – papa Pío doce0

Parte superior de la página