Todo les sucedía come un ejemplo – san Ambrosio0

Dichosos nosotros si hubiéramos cumplido los mandamientos de Dios en la concordia de la caridad – san Clemente primero0

Estos Mártires, en su predicación, daban testimonio de lo que habían visto – san Agustín0

La gloria de Dios consiste en que el hombre viva, y la vida del hombre consiste en la visión de Dios – san Ireneo0

En ti está la fuente de la vida – san Bonaventura0

Sigo las verdaderas doctrinas de los cristianos – san Justino y compañeros0

El envío del Espíritu Santo – san Ireneo0

El Espíritu Santo enviado a la Iglesia – Lumen Gentium0

Dos vidas – San Agustín0

Parte superior de la página