Los pastores que se apacientan a sí mismos – San Augustín0

Somos Cristianos y somos obispos – San Augustín0

Una fe generosa y firme – San Cipriano0

La madre estaba junto a la cruz – San Bernardo0

El Señor se ha compadecido de nosotros – san Agustín0

Sal de la tierra y luz del mundo – san Juan Crisóstomo0

Administró la sangre sagrada de Cristo – San Agustín0

Santa María Magdalena – “Ardía en deseos de Cristo, a quien pensaba que se lo habían llevado” – san Gregorio Magno0

El agua no purifica sin la acción del Espíritu Santo – san Ambrosio0

Parte superior de la página